Daniel Alvaro, Errancia de la comunidad

La cuestión de la comunidad parece destinada a una errancia sin fin, ordenada a errar sin una dirección determinada ni un lugar de llegada conocido o predecible. La comunidad siempre está viniendo. Cifra su sentido en la venida, en el advenimiento mismo. De ahí, quizá, la imposibilidad de asignarle un significado identificable, actual o presente. Eso que podría llamarse errancia

Leer MÁS →